Dr. César Ramírez: “Un apoyo que me honra”

0
El Dr. César Ramírez Plaza, director del Instituto Quirúrgico de Andalucía, ha recibido numerosas muestras de apoyo desde diversos puntos de la geografía española desde que publicara en prensa Mi adiós a la Sanidad Pública. En este post destacamos el del Dr. Federico Soriguer.
Según palabras del Dr. César Ramírez,  aunque “este apoyo y esta denuncia no me va a devolver ni a Carlos Haya, ni a Málaga, ni a la Sanidad Pública, por desgracia” sí que es un refuerzo moral y que “me honra por el enorme compromiso de Federico Soriguer con la sanidad pública”, confiesa.
Hace unos días leíamos en prensa en la sección Cartas al Director, un texto que rezaba lo siguiente:
“Quiero expresar con esta breve nota mi solidaridad con el doctor César Ramírez. Respeto y entiendo su decisión. Debe saber que no está solo. Desde hace años, algunos pocos venimos denunciando el fracaso del sistema de liderazgos profesionales en los centros sanitarios públicos que han convertido a los antiguos jefes de servicio en capataces al servicio de los objetivos (muchos de ellos políticos) de gerentes y administradores sanitarios. También hemos tenido que pagar por ello un precio. A cambio de su fidelidad a estos nuevos jefes se les permite ejercer caciquilmente, no aparecer por sus servicios o componendas con las compañías farmacéuticas al menos estéticamente impresentables. Naturalmente hay excepciones y a estos hay que agradecerles su mérito y testimonio, pero cada vez son menos. Yo quiero creer y este es el mensaje que quiero dejarle al doctor Ramírez que en el hospital hay muchos médicos jóvenes trabajando por cambiar un modelo que ha demostrado su incompetencia al permitir que los mejores profesionales tengan que marcharse para no tener que soportar el trato vejatorio al que el doctor Ramírez ha sido sometido. :: FEDERICO SORIGUER. HA SIDO JEFE DE SERVICIO DE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN Y DIRECTOR DEL INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA DE MÁLAGA (IBIMA)”
No es la primera vez que el Dr. Federico Soriguer muestra su apoyo al Dr. César Ramírez. Ya en noviembre de 2011 enviaba una carta al entonces Director del HRU Carlos Haya, D. Antonio Pérez Rielo, confiando y solicitando la vuelta del Dr. César Ramírez a la sanidad pública malagueña. Pueden ver la carta aquí, y reproducimos su contenido:
“Apreciado Antonio:

     La presente carta hace alusión a la correspondencia que has mantenido recientemente en la prensa con algunos pacientes que se referían con agradecimiento al Dr. César Ramírez.

     Sabes que como endocrinos somos compañeros de su mujer, la doctora Marta Domínguez, y que por tanto no somos ajenos a la situación personal de separación en que se ven envueltos y a sus circunstancias, entre éstas un hijo pequeño y otro por venir en un plazo inminente. Somos conscientes de que estas situaciones se dan en muchas parejas que trabajan, y que no tenemos una varita mágica. Lo único que podemos hacer es confiar en la provisionalidad de dicha situación y en la voluntad de las partes implicadas para resolverla, dado que existen las formas administrativas que podrían permitirlo. Especialmente en el escenario de una apuesta política rigurosa en torno a la conciliación de la vida laboral con la familiar.

     No hemos querido enviar esta carta a la prensa, aunque es cierto que entre la opinión de los pacientes y la de la Dirección se puede echar en falta la de los compañeros. Y es que, aunque no conociéramos a Marta, César se merece todo nuestro apoyo, personal y profesional. Ha actuado en muchas circunstancias como “cirujano de cabecera” para muchos de nuestros familiares y para algunos de nosotros mismos. Y este apelativo se lo ha ganado después de demostrar en repetidas ocasiones no sólo su gran profesionalidad, sino su entrega personal, sin horas, sin restricciones, cada vez que cualquiera de nosotros lo ha necesitado. Y no es que hayamos recurrido a él por selección de pareja, las eventualidades han ocurrido en cualquier circunstancia, guardias, ingresos hospitalarios, las que puedas imaginar. Su actuación en las mismas le ha granjeado nuestra confianza, nuestro respeto, y sabemos que el de muchos compañeros, no sólo de los pacientes. Para nosotros, su ausencia también es una pérdida.

     Confiamos en que puedan darse las circunstancias apropiadas para su vuelta, y deseamos que la Dirección tenga en consideración no sólo las razones de los pacientes, también las de los compañeros, que valoramos que la profesionalidad y humanidad de César –sin considerar este argumento en detrimento de otros profesionales- también han aportado un valor añadido a nuestro hospital.

Un saludo.

Málaga, noviembre de 2011″

Compartir