¿Y si es un Linfoma?

0

Y si es linfoma El 15 de septiembre se ha celebrado el Día Mundial del Linfoma bajo el lema “¿Y si es un Linfoma?” Según la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) más de un 60 por ciento de pacientes de linfoma fueron diagnosticados erróneamente, y casi el 75 por ciento de los diagnosticados no conocían nada de esta enfermedad. Cada año en España son más de 7.000 las personas que presentan uno de los dos tipos de linfoma: Linfoma de Hopkin y Linfoma de no Hopkin.
El linfoma es un tumor que se origina en los ganglios linfáticos y que afecta a la sangre y al sistema inmunitario.
Aunque cada linfoma puede presentar sintomatología diversa, desde la AEAL destacan la fuerte sudoración, la inflamación indolora de ganglios (cuello, axilas, ingles o cualquier otra parte del cuerpo) la fiebre, la pérdida de apetito, el dolor de cabeza, la pérdida de peso o la tos persistente como signos inequívocos de alerta de esta enfermedad.

No en pocas ocasiones el linfoma, al afectar a la sangre, requiere para su tratamiento que se realice una esplenectomía. Desde el Instituto Quirúrgico de Andalucía aclaramos en qué consiste esta intervención quirúrgica.

ESPLENECTOMÍA ¿Qué es una esplenectomía?
La esplenectomía es la intervención quirúrgica en la que se extirpa el bazo. Habitualmente se indica por un traumatismo externo o por necesidad en el transcurso de otra cirugía. En estos casos se suele extirpar en su totalidad, aunque ocasionalmente pueden realizarse procedimientos que lo conserven total o parcialmente, y casi siempre empleando la cirugía abierta convencional. Sin embargo, el bazo ha de extirparse por completo en diversas enfermedades (casi todas hematológicas) y en otras porque se encuentra primariamente enfermo (tumores de bazo, Linfomas y algunos tipos de Leucemia). En estos casos, cuando el paciente sufre linfoma, la esplenectomía se realiza por vía laparoscópica, es decir, con técnicas mínimamente invasivas.

El bazo es un órgano situado en la parte superior izquierda del abdomen. El bazo tiene funciones relacionadas con la formación y destrucción de los glóbulos rojos y con los mecanismos de defensa frente a las infecciones, sobre todo en la infancia. Por su disposición, mantiene estrechas relaciones con la parte superior del estómago, el final del páncreas y el colon.

Compartir